¿Cuando ducharse? para : Despertarse o para Ir a la cama

DUCHA NOCTURNA

Básicamente todas las personas optamos por :

Utilizar los baños nocturnos, es decir ducharnos para meternos limpios a la cama ;

Y otros, la mayoría nos hemos acostumbrado a ducharse nada más levantarnos de la cama.

¿Y cuales son nuestras excusas en cada uno de los hábitos?;

a) “Porque me despeja”, es la respuesta mas normal, pero que no deja de ser FALSO.

Realmente tomar una ducha caliente, va a adormecernos, y esto es debido a que cuando cerramos el grifo y deja de correr el agua por nuestra piel, la temperatura de nuestro cuerpo empieza a bajar rápidamente, lo que nos lleva a un estado de ánimo reposado y calmado, una sensación muy placentera, que no parece el ideal para empezar el día con fuerzas sino para irnos a la cama. Por lo tanto todo lo contrario, tomar una ducha caliente antes de ir a la cama es una buena recomendación para ayudar a las personas que padecen problemas de sueño.

ducha en la mañana

Una ducha para Despertarte.

Si has tomado la decisión de ducharte,por costumbre o comodidad,  por la mañana es mejor que cambies la forma en que lo haces y ahora toma nota de un sencillo consejo, añadiendo solo 1,5 minutos a tu ducha:

1. Tras finalizar tu ducha convencional (con el agua a templada o a la que más te guste) baja la temperatura del agua al mínimo posible y deja el  chorro frío durante 30 segundos. (te lo garantizo no vas a morirte aunque si que te lo parezca ;)) .

2. Tras esta ducha fría vuelve a subir  la temperatura del agua tan caliente como puedas aguantar: esto hará que se abran tus poros capilares y se incremente el ritmo sanguíneo, después del ritmo cardíaco por el agua fría.

3. Repite lo del agua fría durante otros 30 segundos, ahora ya empiezas a sentirte mejor. Este es el paso más importante, ya que debes acabar con el agua fría corriendo por tu piel.

Side view of mature couple sleeping in bed together

Alternar baños fríos y calientes es una práctica habitual en todos los baños desde la antigüedad y sigue siendo una terapia utilizada en los Spa, pero por alguna razón (probablemente, que no soportamos el agua fría) no solemos practicarlo en casa.

Muchos estudios demuestran las ventajas de ducharse con agua fría:

 

  • Reduce el estrés

En un estudio médico sobre los radicales libres, diez personas perfectamente sanas se ducharon con agua enfriada con hielo y mostraron una mejor y un aumento de la tolerancia al estrés.

  • Fortalece nuestras defensas

Otro estudio también demostró que realizar a diario una ducha fría incrementa el número de leucocitos en nuestro cuerpo, pues al tratar de subir la temperatura de nuestro cuerpo, se activa el sistema inmune produciendo mas anticuerpos.

  • Mejora la circulación

Bajo el agua fría nuestras venas y arterias se contraen y este endurecimiento temporal permite que la sangre fluya a mayor presión, mejorando la salud cardiovascular, y este ejercicio diario mejora la circulación.

El uso de estas técnicas con nuestros mayores también son muy buenas, pero con todas las cautelas de otros problemas de salud que puedan estar padeciendo, como del corazón, o de presión arterial. Pero a nadie se nos escapa que las personas pagan por ir al SPA de los hoteles y estos usan precisamente estas técnicas de agua fría y caliente alternas.

limpieza de oficinas y locales

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*