Tus Derechos como Paciente II

oferta lavandería tintorería a domicilio

Una Ley para los Derechos de los Pacientes.

 La Ley Básica Reguladora de la Autonomía del Paciente y de Derechos y Obligaciones en Materia de Información y Documentación Clínica (Ley 41/2002), regula de forma exhaustiva los derechos de los pacientes en el ámbito sanitario. A continuación se muestra un pequeño resumen de los puntos más importantes:

  • Derecho de información sanitaria: los pacientes tienen derecho a conocer, con motivo de cualquier actuación en el ámbito de su salud, toda la información disponible sobre la misma, salvando los supuestos exceptuados por la Ley. Además, toda persona tiene derecho a que se respete su voluntad de no ser informada.
  • Derecho a la información epidemiológica: Los pacientes tienen derecho a conocer los problemas sanitarios de la colectividad cuando impliquen un riesgo para la salud pública o para su salud individual.
  • Derecho a la intimidad: toda persona tiene derecho a que se respete el carácter confidencial de los datos referentes a su salud, y a que nadie pueda acceder a ellos sin previa autorización amparada por la Ley.
  • Respeto de la autonomía del paciente: toda actuación en el ámbito de la salud de un paciente necesita el consentimiento libre y voluntario del afectado, una vez que, recibida la información prevista en esta ley, haya valorado las opciones propias del caso. El paciente puede revocar libremente por escrito su consentimiento en cualquier momento.
  • Instrucciones previas: por el documento de instrucciones previas, una persona mayor de edad, capaz y libre, manifiesta anticipadamente su voluntad, con objeto de que ésta se cumpla en el momento en que llegue a situaciones en cuyas circunstancias no sea capaz de expresarlos personalmente, sobre los cuidados y el tratamiento de su salud o, una vez llegado el fallecimiento, sobre el destino de su cuerpo o de los órganos del mismo. El otorgante del documento puede designar, además, un representante para que, llegado el caso, sirva como interlocutor suyo con el médico o el equipo sanitario para procurar el cumplimiento de las instrucciones previas.
  • Información en el Sistema Nacional de Salud: además de los derechos reconocidos en los artículos anteriores, los pacientes y los usuarios del Sistema Nacional de Salud tendrán derecho a recibir información sobre los servicios y unidades asistenciales disponibles, su calidad y los requisitos de acceso a ellos.
  • Derechos de acceso a la historia clínica: el paciente tiene el derecho de acceso, con las reservas señaladas en esta ley, a la documentación de la historia clínica y a obtener copia de los datos que figuran en ella. Los centros sanitarios tienen la obligación de conservar la documentación clínica en condiciones que garanticen su correcto mantenimiento y seguridad, aunque no necesariamente en el soporte original.
  • Informe de alta: todo paciente, familiar o persona vinculada a él, en su caso, tendrá el derecho a recibir del centro o servicio sanitario, una vez finalizado el proceso asistencial, un informe de alta con los contenidos mínimos
  • Alta del paciente: en caso de no aceptar el tratamiento prescrito, se propondrá al paciente o usuario la firma del alta voluntaria. Si no la firmara, la dirección del centro sanitario, a propuesta del médico responsable, podrá disponer el alta forzosa en las condiciones reguladas por la Ley.
  • Emisión de certificados médicos: todo paciente o usuario tiene derecho a que se le faciliten los certificados acreditativos de su estado de salud. Éstos serán gratuitos cuando así lo establezca una disposición legal o reglamentaria.
  • Obligaciones profesionales de información técnica, estadística y administrativa: Los profesionales sanitarios, además de las obligaciones señaladas en materia de información clínica, tienen el deber de cumplimentar los protocolos, registros, informes, estadísticas y demás documentación asistencial o administrativa, que guarden relación con los procesos clínicos en los que intervienen.

 

Conocer nuestros derechos nos convierte en un paciente bien informado, y eso, es de agradecer por los profesionales sanitarios presten o no servicios de podología a domicilio, fisioterapia a domicilio, auxiliares de enfermería a domicilio. Además cualquiera de nosotros puede sufrir un ingreso o algunos de nuestros familiares o allegados por lo que es bueno conocer esta información por si nos resultase necesario utilizar, siempre para una mejora en la calidad del servicio recibido.

INTERDOMICILIO Canarias como no puede ser de otra forma ofrecemos y recogemos en nuestro protocolo de SAD todos los aspectos de la ley, desde el trato personal, la participación del usuario en las decisiones y por su puesto cumplimos con la utilización de forma adecuada de los datos personales o médicos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*